No creas a tus ojos

Hace tiempo que se sabe que para desarmar una crítica lo mejor no es desmontarla con hechos, sino que basta con sembrar la duda. Lo recordaba Tim Harford en un artículo publicado en ‘Financial Times’ la semana pasada: fueron las compañías de tabaco en EE.UU. las que cuando empezaron a llegar las evidencias científicas de que el tabaco perjudicaba la salud, consiguieron revertir la amenaza. Lo lograron sembrando la duda, “porque la duda es la mejor manera de competir con los hechos”, según se lee un informe interno de 1969 de la compañía de tabaco Brown & Williamson que Harford citaba en su pieza. Mencionaba también diferentes estudios científicos y experimentos de los que se extrae, entre otras, la conclusión de que a la hora de opinar pesa más colocarse del lado correcto de la tribu que descubrir la verdad. La respuesta a la pregunta de Groucho Marx en ‘Sopa de ganso’, “¿A quien va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?”, según esto, sería que depende. Si lo que se ve va en contra de creencias arraigadas o de preferencias personales, pesará más lo que refuerza la creencia previa. Así se explica que los periodistas colaboraran con la industria tabacalera: muchos eran fumadores y estaban deseando leer una evidencia científica de que los cigarrillos no eran malos para la salud.

Los intentos de combatir las “fake news” de Trump solo ha servido para que cada parte vea reforzada su posición. Igual que no sirve de nada la repetición hasta la saciedad de una jugada polémica en un Barça – Madrid. Cada cual creerá ver lo que quiere ver. En el caso Trump,  como en el del Brexit, el nacionalismo catalán, el autobús de Hazte oír, Marine Le Pen o la campaña contra las vacunas, al tratar de demostrar la falsedad de los argumentos lo que queda en el lector es una sensación confusión y de que tal vez la idea principal no sea del todo cierta, pero encierra algo de verdad. Lo único que puede facilitar los cambios de opinión, sugiere Harford, es fomentar la curiosidad. Solo las ganas de investigar y de entender cómo es el mundo en el que vivimos pueden derribar las ideas preestablecidas asumidas como verdaderas.

*Columna publicada el 19 de marzo de 2017 en Heraldo domingo.

Post a comment

You may use the following HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current month ye@r day *